fbpx

Así es Çaydanlık, la tetera turca

Cualquier viajero que recorra el Kapalıçarşı de Estambul, el Gran Bazar de la ciudad y uno de los mercados cubiertos más grandes del mundo, podrá hallar a su paso un sinfín de teteras de dos piezas apiladas, que recuerdan la estructura del samovar ruso pero que se diferencian rápidamente por su peculiar figura… Sí, querido lector, se trata del Çaydanlık, ¡la mítica tetera turca! Fotos: Escuela Mexicana de Té.

Ya le hemos platicado que el té acompaña todos los aspectos de la vida diaria en este país transcontinental: la infusión de hojas y brotes de Camellia Sinensis, la planta del té, acompaña el desayuno y los descansos de trabajo, se emplea como signo de hospitalidad, negociación y amistad, y se sirve en las celebraciones especiales turcas siempre caliente. Ahí le va un dato revelador… Un estudio de Statista demostró en 2016 que Turquía consume la mayor cantidad de té per cápita en el mundo, superando a Irlanda y el Reino Unido.

La cultura del té en Turquía

Pero el furor del pueblo turco por el té no llegó hasta la caída del Imperio Otomano, cuando se perdió el control de las regiones productoras de café. Mustafá Kemal Atatürk, fundador y primer presidente de la República de Turquía, promovió el té como un hábito occidental. Los agricultores locales comenzaron a cultivarlo en las templadas tierras del norte del país, las çay bahçe (tiendas de té) se multiplicaron y el Mısır Çarşısı de Estambul (el Bazar de las Especias de la ciudad) se llenó de todo tipo de hebras aromatizadas con naranja, granada, rosas y jazmín. Casi al mismo tiempo apareció el Çaydanlık, posiblemente derivado del samovar ruso, una tetera ideal para servir a mucha gente gracias a sus dos receptáculos de infusión.

Hoy, esta peculiar tetera es esencial en todos los hogares turcos, no sólo porque permite servir múltiples tazas a la vez, sino también porque el calor indirecto del receptáculo de infusión superior permite extraer suavemente el sabor de las hojas de té sin quemarlas, mientras que el agua para dilución contenida en su pieza inferior permite que cada bebedor personalice su taza.

¿Cómo funciona el Çaydanlık?

Literalmente se trata de un infusor con dos teteras apiladas una sobre otra. El pote inferior se rellena con agua que se calienta directo sobre la llama, mientras que la olla superior recibe agua y hojas de té. El sistema permite que la temperatura del líquido de infusión en contacto con el té suba gradualmente, extrayendo todo su aroma y sabor sin quemarlo.

El servicio se realiza de forma similar al de un samovar… Los invitados reciben una infusión concentrada de té desde el hervidor superior, generalmente té negro, y después diluyen su taza con el agua del recipiente inferior. Esta dilución es clave para entender la ingesta diaria de cafeína de cualquier bebedor turco promedio, quien puede llegar a consumir hasta 10 tazas de té negro al día.

Los materiales asociados al Çaydanlık son variados y vistosos. Existen todo tipo de acabados: porcelana, acero y cobre, pintados o grabados de diferentes escenas tradicionales y colores.

Si bien casi cualquier tienda de enseres domésticos en Turquía reúne infinidad de ejemplares y delicadas piezas, en Occidente aún es difícil hallar teteras turcas auténticas. En México, sólo las casas de té más especializadas pueden llegar a ofrecerlas, siempre acompañadas de decorados vasos de vidrio y sets dedicados a vivir la experiencia como si se estuviera en Estambul.

Deja un comentario