fbpx

¿Cómo se clasifica el té?

Adentrarse en el mundo del té, es descubrir toda una serie de nuevos conceptos y terminologías asociadas al aspecto, aroma, sabor y textura de esta milenaria bebida, previa y posterior infusión. Uno de los aspectos que más llama la atención de nuevos consumidores en todo el mundo es el complejo sistema de clasificación asociado a las diferentes regiones productivas. ¡Sí!, querido lector, seguramente ha leído en sus sacos de té favoritos términos cómo FOP, TGFOP, Dust, Fannings… Pero ¿qué significan estos caracteres?, y más importante aún, ¿a qué se refieren en términos de aroma y sabor? Aquí te decimos cómo se clasifica el té, te sorprenderás.

Al no existir un sistema estandarizado a nivel mundial, la responsabilidad de clasificar el té se le confiere a las propias plantaciones, productores y marcas. Esta clasificación tiene como propósito indicar las características físicas de las hojas secas de té, pero nunca los aromas y sabores de su infusión. Recuerde que un té negro de Sri Lanka TGFOP siempre tendrá un sabor completamente distinto a un té negro de Assam TGFOP. ¡Para hallar su variedad ideal hay que probar, probar y probar!

¿Para qué sirve entonces?

El beneficio de la clasificación es, en general, para las empresas y personas dedicadas a la mezcla o blendeo de té. Una clasificación de hoja más pequeña incrementa su área de superficie de contacto con el agua, lo que resulta en una infusión más fuerte. Mediante el uso de distintas clasificaciones, un diseñador o marca de té puede crear características de sabor precisas y bien diferenciables.

En China, por ejemplo, los tés se clasifican por el aspecto de su hoja. Pero, al igual que en muchos otros polos productivos, los chinos no poseen una indicación de la calidad de la infusión en taza.

Así, la mejor forma para guiarse en el amplio universo de sabores es seguir las grandes y más conocidas tipologías de tés chinos: Mao Feng, Pi Lo Chun, Dragonwell, Gunpowder, Chun Mee… En Japón, los tés también llegan a clasificarse según el aspecto de la hoja: Choice (selecto), Bueno, Medio, Común, Brotes, Fannings (hojas pequeñas) y Dust (polvo). Sin embargo, este sistema no se emplea de forma masiva; los japoneses prefieren identificar sus tés de acuerdo con su origen y procesos de manufactura: Sencha, Gyokuro, Matcha, Bancha.

Las cosas toman una dimensión distinta en India y Sri Lanka en cuanto a cómo se clasifica el té. En estos importantes polos productivos, las hojas sueltas se dividen en categorías específicas. Fannings/Fines: Una mezcla de las hojas más pequeñas, útiles en mezclas de té que se comercializan en sacos. Flowery Pekoe (FP): Hojas partidas, enruladas en pequeñísimas esferas. Pekoe (P): Hojas partidas, cortas y ásperas. Flowery Orange Pekoe (FOP): Tés hechos del brote y la primera hoja de cada rama. Contiene hojas finas, tiernas y jóvenes, enruladas con la proporción correcta de punta.

Las delicadas partes del brote incluido garantizan una mayor calidad. Orange Pekoe (OP): Hojas largas y afiladas, más grandes que FOP y que se cosechan cuando los brotes de la planta del té comienzan a abrir. Golden Flowery Orange Pekoe (GFOP): Iguales que los tés FOP pero con “puntas doradas”, es decir, con el el extremo amarillento del arbusto.

Tippy Golden Flowery Orange Pekoe (TGFOP): Tés FOP con una gran proporción de «puntas doradas». Finest Tippy Golden Flowery Orange Pekoe (FTGFOP): Tés FOP de calidad excepcionalmente alta. Y Special Finest Tippy Golden Flowery Orange Pekoe (SFTGFOP): La mejor y más expresiva variante de los tés FOP en taza. Cada una de estas variantes ofrecerá aromas y sabores particulares, dependiendo de su origen y método productivo. escueladete.mx

¿Ya sabes cómo se clasifica el té en el mundo?