fbpx

Da Hong Pao… ¡Un té que vale su peso en oro!

Quien diga que el té es una bebida cualquiera está equivocado. A lo largo de la historia, esta milenaria infusión ha sido artículo de mercadeo, remedio medicinal, moneda corriente, elixir de emperadores e incluso motivo de disputa entre naciones… ¡Sí!, beber té es un delicado y delicioso placer, aunque hay hebras que por su elevado precio bien pueden considerarse además un lujo. Una y otra vez, en bibliografías y artículos periodísticos, es posible hallar referencias al Da Hong Pao como uno de los tés más caros del mundo. ¡Es cierto!, este Oolong de China, brilla por su exotismo y gran valor. Pero, ¿qué tan caro es y cómo se diferencia del resto de grandes oolongs del mundo? Fotos: Escuela Mexicana de Té.

De los tés más caros del mundo

Reconocido como el oolong más famoso de China, el Da Hong Pao es producto de 300 años de innovación, agricultura meticulosa y tradición fantástica. Nativo de la provincia de Fujian, se trata de un té puro elaborado a partir de una mezcla de hojas de Camellia Sinensis cosechadas de arbustos cultivados al pie de las montañas Wuyi.

Su nombre, traducido literalmente como “gran túnica roja” o “manto rojo”, tiene todo tipo de fantásticos orígenes. Algunos historiadores apuntan a los propios arbustos de té de donde se extraían sus hojas, tan excepcionales en calidad que los funcionarios imperiales decidieron cubrirlos con túnicas rojas. Otros suelen decir que el nombre era una descripción poética del color de los arbustos de Camellia cuando la luz del atardecer se proyectaba a través de sus tiernos brotes. Lo cierto es que este té puro se ha convertido en uno de los artículos de lujo más demandados por fanáticos de todo el planeta.

¿Cómo se produce el té Da Hong Pao?

Como cualquier otro oolong de alta oxidación, el Da Hong Pao es resultado de una meticulosa manufactura, donde las hojas y primeros brotes de la planta se marchitan, enrulan, oxidan y secan en múltiples grados y repetidas ocasiones. Los productores de Da Hong Pao de alta gama suelen utilizar sólo el calor del carbón para secar las hojas sobre múltiples tostados; cada tueste dura de ocho a doce horas a la vez. Las hojas de té deben dejarse reposar entre tostados, por períodos que suelen durar entre 25 días y un mes. El reposo es necesario ya que permite que el exceso de humedad se elimine completamente de las hojas y que se disipe la agudeza del olor a carbón. La técnica, querido lector, aumenta la complejidad y la profundidad del sabor del té, que perdurará durante años.

Sensorialmente hablamos de un oolong que representa a fidelidad el carácter de las montañas Wuyi. Su infusión ambarina posee un excepcional matiz mineral, con un final dulce y elegante. Los grandes Da Hong Pao son piezas de colección, capaces de seducir a propios y extraños con sus notas de nueces, cereal tostado, humo…

¿El precio?, en México 50 gramos de este té bien pueden superar los 500 pesos. Pero no se confunda, hay variedades y… ¡variedades! En 2002, un coleccionista chino pagó 180,000 yuanes (casi 28,000 dólares) por sólo 20 gramos de este legendario té chino, recolectado de árboles silvestres madres, de los cuales sólo existen 6 ejemplares. En 2005, durante el Festival Wuyishan Da Hong Pao, el mismo gramaje de té fue subastado por un récord de 30,200 dólares. Así, bien podríamos decir que se trata de uno de los más extravagantes y caros tés del mundo.

Deja un comentario