fbpx

¡Pi Lo Chun! Entre los más grandes tés de China

La leyenda cuenta que hace mucho tiempo, una feliz pareja vivía en la montaña Dongting: Bi Luo, una hermosa mujer, y A Xiang, un joven pescador.

Un día, un dragón malvado apareció en el lago Taihu. El dragón quiso tomar a Bi Luo como su esposa y amenazó con hacer la vida de los aldeanos insoportable si ella se negaba. A Xiang lo descubrió y decidió desafiar al monstruo; se zambulló hasta el fondo del lago con su arpón y, después de una terrible batalla, logró matarlo.

Lamentablemente, A Xiang sufrió muchas heridas y quedó inconsciente. Bi Luo lo llevó a su casa para cuidarlo y, al ver que A Xiang no mejoraba, subió a la montaña por hierbas medicinales.

En la cima, descubrió un árbol de té. Aunque era sólo el inicio de primavera, el arbusto ya tenía nuevos brotes creciendo. Bi Luo colocó su boca alrededor de un brote a la vez, con la esperanza de que su aliento calentara las tiernas hojas y éstas pudieran crecer más rápido.

El plan funcionó; Bi Luo recolectó algunas piezas, volvió y las infundió para A Xiang. Inmediatamente, comenzó a mejorar. Bi Luo decidió volver a subir a la montaña, recogió todas las hojas del arbusto, las envolvió en un papel fino y las puso contra su pecho para calentarlas y secarlas. Con las hebras, preparó más té, el cual ayudó a reponer completamente la salud de A Xiang.

Todo parecía ir bien, sin embargo, al poco tiempo Bi Luo comenzó a debilitarse. Sin saberlo, la joven había transferido toda su vitalidad a las hojas de té para curar a su amante. Un día, en los brazos de A Xiang, cerró los ojos y nunca más despertó.

Devastado por su muerte, A Xiang decidió sepultar a Bi Luo en la cima de la montaña Dongting. Desde entonces, aquel arbusto se hizo más y más grande, y produjo hojas de gran calidad. En memoria de la joven, la gente llamó al té “Bi Luo Chun”.

Más allá de su trágico y místico origen, es importante decir que Pi Lo Chun –Bi Lo Chun o “Green Snail Spring”, designado así por el Emperador Kang Xi– se cuenta entre los 10 tés más famosos de China, reconocido internacionalmente por su excepcional expresión en taza.

Originario de la provincia de Jiangsu, en las laderas este y oeste de las montañas Dongting, este singular té se elabora a partir de brotes tiernos de camellia sinensis, cubiertos de una fina pelusa blanca. Generalmente se cosecha en la primavera, entre finales de marzo y principios de abril, cuando el arbusto está en su mejor momento.

Sólo se cosechan primeras hojas y brotes; entre conocedores se sabe que el Pi Lo Chun más fino es aquel que se elabora con el brote más nuevo y la primera hoja aún enrollados, que le otorgan su peculiar forma de “lengua de gorrión”. Todas y cada una de las hojas se procesan cuidadosamente a mano, para crear una forma similar a la de un caracol; después se tuestan para secarlas y frenar su oxidación.

¿Aromas y sabores…?

Los arbustos de té para la producción de Pi Lo Chun se ubican entre diversos árboles frutales, como ciruelos, duraznos y chabacanos, los cuales florean cuando los arbustos de té comienzan a brotar. La absorción de estos aromas otorga al Pi Lo Chun matices únicos, particularmente frescos.

En taza, el té despliega un matiz amarillo verdoso, repleto de aromas florales y tonos frutales de chabacano y sutiles vegetales cocidos. Algunos ejemplares, especialmente los de gama más baja, también suelen ofrecer intensos sabores de hierba verde o pasto recién cortado.