El gran secreto de aprender cómo apreciar al té se resume en: estudiar un poco del té, beber mucho té y confiar en lo que te dice el cuerpo…