Cada año, el invierno llega a Japón acompañado de uno de los tres rituales del té más bellos e importantes. La ceremonia Yobanashi celebra la contemplación de las largas y oscuras noches de la temporada; se trata de un ritual sumamente espiritual y lleno de simbolismos, el cual tuvimos la fortuna de vivir de la mano de la Escuela Mexicana de Té.